No aflojen… somos de las mismas! ;)

Hoy fui al supermercado, a ese que dicen que es más caro pero que de vez en cuando vale la pena ir, es toda una experiencia ir escuchando música clásica en los pasillos y ver esos productos de importación totalmente innecesarios que en fracción de segundos se nos vuelven indispensables… y así va uno llenando el carrito más por gusto que por necesidad… y si, de vez en cuando se vale…

Me encontraba absorta en mis pensamientos contemplando el área de sushi preguntándome si sería una buena opción para mi cena o no… cuando un grito agudo y digno de película de terror interrumpió abruptamente mis pensamientos más intrascendentes… al voltearme fui testigo en primera fila de la rabieta, berrinche o “tantrum” de una adorable mocosa de unos 3 años de edad, donde tirada en el piso, gritando y estirando manos y piernas para que su mamá no la pudiera levantar se aferraba al suelo y daba múltiples volteretas con un lloriqueo carente de lágrimas!

 Pude comprender rápidamente, debido a mi basta experiencia con mi chiquillada, que dicho berrinche surgió ante la negativa de su hermosa madre de comprarle las golosinas que en ese momento con toda la manipulación posible le estaba exigiendo la escuincla…

 Tuve mil pensamientos a la vez… quedé horrorizada!, indignada!, asqueada!… pero no de la niña y sus alaridos  para lograr su objetivo último de adquirir las golosinas… menos de su madre que sudaba frío, miraba a derecha y a izquierda y estaba  a punto de estallar en llanto ante la desesperación e impotencia del momento… mi horror, indignación y asco era por la reacción de las personas a su alrededor y sus miradas inquisidoras hacia ella y su hija!… miradas de juicio, de desaprobación… esas miradas de “qué mala madre” de “niña malcriada” de “si fuera mi hija no le iría ni regular” de “qué barbaridad!”… honestamente, me partió el corazón la escena.

 Quería gritarles a todos en ese instante que no fueran tan mezquinos en sus juicios de valor, que comprendieran que donde hay un niño pequeño haciendo un berrinche se encuentra una madre o un padre poniendo límites, NO cediendo ante sus caprichos!!!… Creen que la niña se hubiera tirado al piso si le hubieran dado lo que quería? Claro que no!…

 Para los que están leyendo esto y tienen hijos súuuuper bien portados que jamás han hecho un berrinche en público los felicito!!!… de mis 3 hijos yo tengo 1 así!… es como de otro mundo, y a los 3 los he criado completamente igual!… así que no es una cuestión de crianza sino de personalidad del pequeño individuo… unos nacen extra voluntariosos por más que uno los forme en disciplina, constancia y amor… son etapas.

 Para no cansarlos con el cuento… salí de mi nube de frivolidades, me puse la sonrisa más compasiva y amorosa, me acerqué a esa hermosa mujer y le dije: “He pasado por eso miles de veces, yo tengo tres enanos, no afloje, somos de las mismas!”… Me miró con una sonrisa y me dijo “Graaaacias”, le guiñé el ojo y seguí mi camino por los pasillos intentando recordar lo escrito en la lista de compras que como de costumbre olvidé en el auto…

2 comentarios sobre “No aflojen… somos de las mismas! ;)

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: