¿Amor o costumbre?

Nada más emocionante que cuando cruzas miradas accidentalmente con esa persona que te encanta y te preguntas si sentirá ese mismo vacío en el estómago que tú. O cuando por fin desemboca el enamoramiento y no podemos dejar de pensar en el ser “amado”… en el caso de las mujeres aún suspiramos por el tiempo en que nos traía flores, nos llamaba cada 10 minutos “solo para escuchar nuestra voz” o esas miradas incendiarias cada vez que nos veía caminar. Sin duda es un tiempo maravilloso en el que nos sentimos completamente felices a pesar de que nuestro raciocinio se encuentra seriamente mermado.

 Lo cierto es que tarde o temprano, cuando esta maravillosa etapa llega a su fin, pasamos por un tiempo de duelo. Si, de duelo por las mariposas en el estómago que mueren y las idealizaciones que desaparecen. Nos llenamos de muchas interrogantes y dudas que nos hacen querer retroceder a los momentos mágicos con nuestro perfecto ser amado, el cual, dicho sea de paso, ahora se encuentra lejos de ser perfecto.

 En ese instante muchos abandonan a la persona y se lanzan a la aventura de una nueva experiencia y nuevo cortejo para sentir otra vez ese mar de emociones excitantes. Y así vagan de relación en relación aduciendo su mala suerte a que no ha llegado la persona indicada.

 Otros en cambio, luego del luto a las mariposas deciden continuar y profundizar más allá de lo “emocionante” o “divertido”, y se dan a la tarea de poner los pies en la tierra y aprender a amar a una persona llena de defectos y complicaciones. La belleza de esta fase no se caracteriza por pulsos acelerados o sonrisas bobas, sino por la aceptación, el compromiso y el decidir permanecer a pesar de las circunstancias adversas.

 Luego de la aceptación y el acople, se pasa por esa etapa que erróneamente catalogamos de forma negativa… la costumbre. Una vez escuché a alguien decir que hasta los camarones cansaban si se comían todos los días, y aunque esto no deja de ser cierto en alguna medida, la verdad es que depende de cómo se preparen  y la imaginación que se tenga para crear nuevas  recetas con estos!…

 A mi criterio el amor verdadero viene con la COTIDIANIDAD, cuando ya no hay falsas expectativas o ilusiones infundadas, sino realidades ásperas y vívidas. Cuando despertamos a la par de la persona que amamos todos los días y a pesar de que se encuentra despeinada y con la almohada marcada en la mejilla, poder darle gracias a Dios por cada aliento y latido de su corazón. Cuando ya nos sabemos el chiste que ha contado miles de veces pero dejamos que lo termine y nos reímos como si fuera la primera vez que lo escuchamos. Cuando ya no necesitamos que nos prometan la luna porque el solo hecho de que nos apoyen en el día a día implica el mayor de los regalos. Cuando no es necesario impresionar porque el título de héroe ya está ganado. Cuando conocemos sus gustos, lo que va a decir antes de que lo diga, sus más profundos anhelos, miedos, dolores. Maravillosa es esa costumbre que nos permite reconocer sus gestos a la distancia y cuando se llega a conversar con la mirada porque las palabras sobran.

 Por supuesto, nos toca en medio de esa perfecta cotidianidad  llenar de colores el amor para que no se estanque en la monotonía. Toca llenarlo de risas, caricias, detalles, tiempo, proyectos, aventuras, paz y sobretodo Dios. Debemos comprender que no podemos poner la carga de nuestra felicidad sobre los hombros de nadie más que nosotros mismos. Seamos felices y dejemos el egoísmo de lado, dediquémonos a ser la más grata compañía de nuestra pareja  cada día y así envejecer tomados de la mano con una sonrisa en el rostro, atesorando hermosos recuerdos. Porque al fin de cuentas, lo que nadie nos puede quitar, son los bellos momentos vividos!

LS&B

4 comentarios sobre “¿Amor o costumbre?

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: