El arte de amar bien… II Parte

Uno se da cuenta cuando lo están amando bien o no, siempre, no hay excusa!

Mi hija de 8 años me dijo hace poco que habían dos chicos en el aula que le gustaban y que si la dejaba tener novio! (Le gustan DOS??? Wow!, intenté hacer cara de despreocupada… NOVIO???… jamáaaas!… me senté sobre la cama hiperventilando y fingiendo una sonrisa).

Mi primera pregunta fue: “A ver mi amor, ¿Qué es un novio?”, ella: “maaami (ojos de quinceañera), un novio es un mejor amigo chico!” (ok ok…. Ya logré respirar mejor); segunda pregunta: “¿Y cómo te tratan esos dos chicos?”, Ella: “Pues uno me trata muy bien, es servicial, me regala parte de su merienda y el otro día que me caí me puso agua en la rodilla (Aawww!), el segundo chico me jala el pelo, me molesta, me raya el cuaderno pero mis amigas dicen que hace eso porque le gusto!”

Caí en cuenta que yo también crecí escuchando “ese chico que te molesta lo hace porque le gustas” o “tu compañero te trata mal porque está enamorado de ti”… Uuuy qué error tan grande!!!!! Desde la niñez nos someten a un coco-wash muy peligroso, y aunque es en parte cierto debido a la inmadurez de los niños, es algo que no se debe justificar!

Mi respuesta fue muuuuuy simple y le quité toda esa estructura equivocada: “Amor, independientemente de lo que digan tus amigas, ¿cuál te hace sentir que le importas mucho?” La respuesta fue obvia. Así que tuvo mi bendición para que fuera MEJOR AMIGA del primero y que fuera clara con el segundo que no le gustaba cómo actuaba con ella porque así no se trata a las niñas. Le dije la importancia de escoger siempre a quien la tratara e hiciera sentir bien.

La realidad es que cuando permitimos que nos amen mal, que nos maltraten, menosprecien, ignoren, humillen, etcétera, debemos hacernos un autoexamen honesto y ubicar el problema que hay en nosotros.

Muchas veces se debe a una baja autoestima, pensamos que merecemos ser tratados de esa manera debido a un patrón aprendido equivocado o normas morales y/o religiosas que se tergiversan y nos hacen ser sumisos y aceptar lo inaceptable.

En mi caso cuando permití este tipo de maltratos no se debió a una mala autoestima, al menos en un inicio, sino por una necesidad de “rescatar a la persona” que en ese momento me aseguraba que su forma de ser se debía a su traumática niñez pero que tenía un profundo anhelo por cambiar. Pensé que con amar profundamente bastaba; pensé ilusamente que podría enseñarle a esa persona a ser feliz… y este fue un tremendo error.

Después de mucho sufrimiento un día comprendí que yo era quien me había puesto en esa posición y decidí dejar de ser mártir. Las personas cambian cuando lo deciden por sí mismas, ni el amor más grande del mundo cambia a nadie. Una lección de vida que me tocó aprender a la mala pero que nunca se me va a olvidar!

Así que cambié YO, comencé a amarme, decidí no volver a consentir, bajo ninguna circunstancia, que alguien me maltrate. Es fácil decir que uno no “consiente” el maltrato, pero la verdad es que si uno no toma cartas en el asunto, busca ayuda y se sale del círculo de violencia uno se encuentra consintiéndolo.

Es fácil? No, es muy difícil. Pero cuando decides amarte bien ya no hay vuelta atrás, es lo mejor que te puede pasar y cuando te amas bien te preparas para que otras personas también lo hagan.

Enseñemos a nuestros hijos a valorarse, a dar y recibir este tipo de amor bueno y no aceptar maltratos, amemos bien a nuestra pareja y a los que nos rodean, dándonos sin medida y vivamos el amor bueno, ese que todo lo puede, ese que calienta el alma, que te hace soñar con un mañana juntos, te inspira a ser mejor y acerca a Dios, porque ese amor, ese vale la pena vivirlo!

LSB

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: