Si tu hijo fuera mi hijo…

Si tu hijo fuera mi hijo tendría siempre los pies limpios pues jugar descalzo no sería opción.

Si tu hijo fuera mi hijo comería más verduras y ensalada, esa cajita con juguete no pasaría por sus manos y los postres serían una excepción.

Si tu hijo fuera mi hijo estaría impecable, nada de manchas en la ropa ni sudor y si un accidente llegara a suceder le pondría la ropa de cambio que siempre tengo lista para la ocasión.

Si tu hijo fuera mi hijo sería más educado, por favor y gracias sin excepción.

Si tu hijo fuera mi hijo estaría siempre de buen humor, las rabietas no existirían ya que lo disciplinaría con rigor.

Si tu hijo fuera mi hijo iría todas las noches muy temprano a dormir y jugaría bola en vez de ver televisión.

Si tu hijo fuera mi hijo jamás interrumpiría a los adultos al hablar, conmigo entendería las normas de respeto y cortesía en su actuar.

Si tu hijo fuera mi hijo sería muy distinto, no solo en su apariencia sino en su forma de jugar, pero sin duda debo admitir:

Si tu hijo fuera mi hijo no reiría con tanta espontaneidad; estaría más limpio y ordenado pero no sería un soñador. Pintaría sin salirse de los bordes pero no cazaría dinosaurios en su habitación; tendría su ropa intacta pero no tendría tantas aventuras qué contar.

Si tu hijo fuera mi hijo no tendría ese camanance al sonreír ni llevaría esa dulzura y chispa que solo tú le has podido transmitir.

Así que lo que pienso de mi boca jamás ha de salir, pues eres una mamá haciendo las cosas de manera distinta pero perfectas para que ese niño sea inmensamente feliz.

 

LS&B

8 comentarios sobre “Si tu hijo fuera mi hijo…

Agrega el tuyo

  1. me encanta esta reflexión esta realmente hermosa, ideal para ser leída por todas las madres desastrosas como yo que le preparan comida chatarra a sus hijos, le dan dulces para aquietarlos y les recuerdan que para ir en la bicicleta deben usar pantalón largo

    Le gusta a 1 persona

  2. Hermosa reflexión, sobre todo para madres como yo que a veces piensan que hacen las cosas mal porque los dejamos jugar con tierra, porque se ensucian tomando algo y no llevamos muda de ropa a la mano porque se nos pasi meter una en el bolso por salir apuradas, o porque lloran a veces sin ninguna razon….

    Me gusta

  3. Nada explica mejor a nosotras las madres que tratamos de ser perfectas pero sabemos que en esas imperfecciones aprendemos de nuestros hijos lo que ellos necesitan realmente para ser felice, no importa lo que digan los demás, si critican por las rabietas de tus hijos o si no van muy perfectamente vestidos o peinados, solo tu como madre sabes que si ellos estan en el camino correcto no importa lo secundario, solo que sean buenas personas.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: